Vacunación a docentes de instituciones educativas oficiales en Cartagena solo alcanza un 38%

Esta situación sumada al retraso en la ejecución de los trabajos de acondicionamiento de las instituciones educativas, serían factores que imposibilitarían el regreso a clases presenciales el próximo 15 de julio, tal y como lo ordenó en una circular el Ministerio de Educación.

Los datos que entregan las autoridades educativas del distrito a corte 10 de julio señalan que han sido aplicadas 2442 dosis al personal del sector educativo oficial y 1642 al no oficial, para un total de 4084 dosis aplicadas en los puntos dispuestos, representando un porcentaje de avance del 38% de vacunación en el sector educativo de la ciudad.

La secretaria de Educación de Cartagena, Olga Acosta Amel dijo que “para esa fecha (15 de julio), las condiciones que señala la directiva ministerial no están plenamente cumplidas en esta capital, por lo que la fecha tentativa de regreso ha sido corrida para días posteriores”.

Otro factor que juega en contra de este proceso de retorno a la presencialidad es la infraestructura educativa de la ciudad. Un diagnóstico realizado por la Secretaría de Educación en convenio con la Universidad de Cartagena, arrojo como resultado que, el 91% de las instituciones son susceptibles a inundaciones y 17% a deslizamientos. Además, que varias sedes locativas son estructuras con muchos años, por lo que no cumplen con las normas actuales, como las de sismo resistencia.

El análisis nos revela que muchas de las sedes educativas no cuentan con el espacio apropiado para garantizarle a cada estudiante el distanciamiento requerido. El año anterior realizamos una inversión aproximada a los $3.000 millones en dotación mobiliaria, baterías sanitarias y transferencias a instituciones educativas, con el fin de garantizar el regreso a clases presenciales”, anota la secretaria Acosta Amel.

Organizaciones como el Sindicato de Educadores-Sudeb, Asociación de Padres de Familia de varias instituciones y la misma Personería de Cartagena, han expresado sus reparos ante la obligatoriedad en la que está colocando el estado para que los menores retornen a las aulas.

Dentro de la inspección que hemos desarrollado en escuela y colegio de Cartagena y sus corregimientos, el panorama es crítico, porque a los problemas históricos que tenían las instituciones, se les suma el abandono y la falta de mantenimiento por parte de las autoridades, situación que es más evidente en el área rural de Cartagena”, indica la personera Carmen de Caro Meza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

− 1 = 8