Silencio del Inpec sobre muerte de recluso en cárcel de Ternera, aumenta angustia en familiares de los internos

La incertidumbre ronda a los familiares de los internos que se encuentran en la cárcel de Ternera, ante el fallecimiento en las últimas horas de un recluso al interior del penal, quién según denuncian tenía síntomas de coronavirus y no recibió atención médica especializada por esta situación.

La información que conocen los allegados de los reclusos es por datos que salen desde el penal, pero aún no hay un pronunciamiento oficial de las directivas de la cárcel en Cartagena y mucho menos desde la dirección Nacional del organismo en Bogotá.

El recluso que falleció en la cárcel de Ternera ha sido identificado como Luis Fernando Murillo, oriundo de Cali. En dias pasados desde el Departamento administrativo de salud-Dadis, se viene reportando un traslado de un interno de la carcel de Ternera hacia el Hospital Universitario del Caribe, pero desde este centro asistencial no han confirmado la información entregada el pasado jueves por Johana Bueno, directora (e) del organismo de salud de Cartagena.

Lo más preocupante es que las autoridades sanitarias de Cartagena, una vez se conoció el caso del interno, no tomaron las medidas preventivas del caso, y hoy lo que se conoce es difuso, reveló Martha Silva, familiar de un interno, quien denuncia que desde la declaratoria de emergencia por parte de la presidencia, se prohibieron las visitas, lo que aumenta las angustias sobre el estado de salud de los detenido en Ternera.

«Necesitamos que las autoridades, en este caso de Cartagena, intervenga cuanto antes, para poder realizar un bloqueo de la enfermedad, antes que se salga de control», solicitó la atribulada familiar.

El temor de los allegados, es que el número de contagiados con el coronavirus sea mayor, si se tiene en cuenta factores como el alto grado de hacinamiento que se registra en esta cárcel, a lo que deberían sumarle los casos en los que posiblemente estarían comprometidos miembros de la guardia del penal, lo que podría desencadenar en una situación similar a la que se vive en la cárcel de Villavicencio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

33 + = 39