Imputan cargos a exgerente de Corvivienda por irregularidades en contratación

Por su presunta responsabilidad en la terminación abrupta y posterior asignación del mismo contrato para la construcción de viviendas en Cartagena, la Fiscalía seccional Bolívar le formuló cargos a Marina Mosquera Cuesta, exgerente de Convivienda en la administración de Judith Pinedo Flórez (2008-2011).

Un fiscal de la unidad de delitos contra la administración pública, le imputó el delito de contrato sin cumplimiento de requisitos legales, los cuales no fueron aceptados por la defensa de Mosquera Cuesta.

El proceso que se le sigue a la exfuncionaria, está relacionado con la firma de un contrato entre la entidad que representaba con la empresa Construmilenium S de H, para la ejecución del proyecto habitacional de interés social Villa Zuldany, al sur oriente de Cartagena.

Sin embargo, y según la denuncia instaurada el 12 de marzo de 2009 por dicha firma, cuando la obra tenía el 80% de avance en la construcción, se argumentó una urgencia manifiesta, se dio por terminado el contrato y se cedió a otro constructor para que lo finalizara.

La Fiscalía investiga lo señalado por la entidad supuestamente afectada y, por tratarse de hechos relacionados, unió el caso a otra denuncia interpuesta por el ciudadano Óscar Marín Villalba el día 28 de agosto del 2009.

Según el material probatorio, a través de la Resolución No 059 de 05 de marzo de 2009, Mosquera Cuesta declaró la urgencia manifiesta dentro del Proyecto Villa Zuldany. Según el denunciante, el acto administrativo expedido no hace referencia a los motivos por los que se da esta declaratoria, los cuales, según la ley, debe exponer suficientemente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

+ 85 = 91