Exalcaldes de Localidad 1 en Cartagena, a responder ante la Procuraduría por presuntas irregularidades en construcción de centro asistencial

La decisión del órgano disciplinario cobija a los exalcaldes locales, Mauricio Betancourt Cardona quien ocupó el cargo entre los años 2012 al 2015, Javier Enrique Jaramillo Martínez, titular de esa dependencia entre el 2016 y el 2017, la exinspectora de Policía, Amalia Jaspe Prens y la exfuncionaria de esa alcaldía local, Xenia Gómez Bustamante.

Para la Procuraduría General de la Nación, el pliego de cargos en contra de estos ex servidores públicos se encuentra relacionado con presuntas irregularidades en el control y vigilancia a la construcción de la Clínica La Ermita, en el barrio Pie de la Popa.

Según la Provincial Cartagena del Ministerio público, al parecer, los exalcaldes locales Betancourt Cardona y Jaramillo Martínez, no efectuaron las acciones de control necesarias, ya que, presuntamente, los trabajos ejecutados no se habrían ajustado a los planos presentados, ni a lo aprobado en la licencia de construcción.

Agrega la Procuraduría que “durante los trabajos efectuados no se habrían adoptado las medidas necesarias para proteger a las personas y propiedades colindantes, lo que habría generado daños en las edificaciones vecinas y derivó en una orden de suspensión y demolición de las obras iniciadas”. 

Por su parte, la entonces inspectora de Policía, Amalia Jaspe Prens, al parecer habría incurrido en una omisión de sus funciones, al no hacer efectiva la orden de demolición impartida, “con lo que presuntamente afectó sus deberes funcionales, desconociendo los principios que sirven de protección a la función pública y, por ende, su comportamiento se presenta como sustancialmente ilícito”, precisó el Ministerio Público. 

Finalmente, Xenia Gómez Bustamante presuntamente incumplió su deber de hacer efectiva la medida de suspensión de las obras. 

Por esos hechos el Ministerio Público calificó la aparente conducta cometida por los investigados como una falta grave a título de culpa grave.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

− 2 = 1