En medio de la pandemia, delincuencia sigue haciendo de las suyas en Cartagena

El último de estos hechos y que ha generado rechazo, es el hurto con violencia del que fue víctima el registrador auxiliar de Cartagena, Sergio Andrés Díaz Barrios, quien falleció en la madrugada de hoy, al no sobrevivir a los dos impactos con arma de fuego que recibió durante este acto criminal.

Desde la dirección nacional de la registraduría se le viene solicitando a los organismos de seguridad en esta capital, agilizar las investigaciones que permitan esclarecer lo más pronto posbles este lamentable hecho, que ha cobrado la vida de Díaz Barrios, vinculada a la institución desde hace 4 meses.

Igual petición realiza la subdirectiva Bolívar del sindicato nacional de la registraduría, quién lamentó la muerte de este joven servidor público.

Este tipo de actos criminales, como el registrado en el barrios los Alpes, y que tuvo eel desenlace trágico con la muerte de este joven abogado, se ha vuelto reiterativo en diversos sectores de la ciudad, lo que tiene preocupado a las comunidades, ante la arremetida de la delincuencia.

De manera diaria se conocen de atracos, hurtos y sicariatos, que se presentan en cualquier sector de Cartagena, y preocupa la falta de presencia de las autoridades, que le brinden la sensación y percepción del de seguridad que está exigiendo la ciudadanía.

«Necesitamos que así como se parquean en las entradas de los supermercados, la policía también realice presencia en los barrios, que eviten el libre accionar de los delincuentes, quienes están descarado atracando y haciendo de las suyas a cualquier hora del día», señala un habitante del barrio la Troncal, quién fue testigo del atraco en contra de 2 jóvenes en una calle de este sector.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

− 3 = 4