En manos de la alcaldía de Cartagena se encuentran las acciones para evitar los hechos anormales que se registran en Playa Blanca y Cholón en Barú

Diversas entidades del distrito y organismos como la Defensoría del pueblo y Fiscalía general, realizaron una verificación en el sitio, de las condiciones en que funcionan balnearios como Playa Blanca y Cholón en Barú.

Estas acciones se desarrollaron a instancias de la Procuraduría, quien ha venido expresando su preocupación ante los reiterativos hechos anormales que se vienen presentando en estas zonas de playas, y que vienen siendo denunciados por ciudadanía y medios de comunicación.

La alcaldía de Cartagena, quien participó de este proceso que se desarrolló hoy en muelles y en las isla de Barú, recibió una solicitud del ministerio público, para que se ordenará la suspensión de las actividades en este sector de playas, requerimiento que está en estudio por parte de la administración distrital, quien anuncio que este lunes, luego de una reunión con el consejo comunitario de esta zona, tomara la decisión.

Los hechos anormales se vienen repitiendo de manera constante, inicialmente con la muerte de una turista barranquillera en la zona de Cholón y las quejas por la falta de control que se registra en toda esta zona costera.

«Encontramos que en Cholón se prestan servicio sin autorización como los gusanos que son halados por lanchas rápidas, las cuales además no cuentan con las medidas de seguridad mínimas lo que nos deja más preocupado, por los hechos que se podrían presentar», señaló Guidolbaldo Florez, procurador provincial de Cartagena

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

− 5 = 1