Desaparece la EPS Comfamiliar como prestador de servicios en el departamento de Bolívar

Esta orden para liquidar a la entidad promotora de salud, la emite la Superintendencia Nacional de Salud ante el riesgo para la correcta prestación de los servicios a sus afiliados en Cartagena y 19 municipios del departamento de Bolívar. La EPS en la región tiene 137.067 afiliados que serán trasladados a otros prestadores.

La decisión de la Supersalud se debe a que Comfamiliar Cartagena no ha logrado resolver los hallazgos que dieron origen a la medida preventiva de vigilancia especial, lo que representa un riesgo para la correcta atención de sus afiliados.

El prestador se encontraba en intervención desde agosto de 2016, y desde la medida especial se realizaron 8 prórrogas, donde no se logró corregir el desempeño ni subsanar los problemas administrativos, financieros, contractuales y asistenciales. El saldo del pasivo de la EPS a cierre de agosto fue $189.419 millones y el patrimonio de -$119.966 millones.

Comfamiliar EPS presenta un nivel de endeudamiento de 273%, reflejando una alta participación del pasivo total frente al activo total, donde la entidad adeuda más de 2 veces el valor de su activo.

La Supersalud evidenció que la EPS no adelanta las acciones correspondientes para identificar, depurar, conciliar y pagar las obligaciones derivadas de la prestación de los servicios de salud.

También, el Programa de Salud de Comfamiliar incumple con las condiciones financieras y de solvencia, de capital mínimo, patrimonio adecuado y régimen de inversiones de las reservas técnicas.

En el seguimiento realizado por la Superintendencia al componente técnico- científico de la EPS, se identificó que los mayores motivos de radicación de quejas de los usuarios son la falta de oportunidad en la entrega de medicamentos y la falta de oportunidad en asignación de citas de consulta médica especializada.

Así mismo, presenta cifras elevadas de mortalidad materna, mortalidad perinatal, mortalidad en menos de 5 años por enfermedad respiratoria aguda y en otros 12 indicadores, que demuestran una inaceptable gestión en riesgo en salud.

De los 5 indicadores en seguimiento para la gestión del riesgo del cáncer de cérvix y mama, presenta incumplimiento en 4 indicadores. Sumado a esto, se evidencia una cobertura insuficiente en los servicios de baja complejidad: consulta de medicina general, odontología general y el servicio de laboratorio clínico.

En cuanto al desempeño frente a la emergencia sanitaria ocasionada por el COVID 19, presenta un bajo porcentaje de entrega de medicamentos en el domicilio a usuarios mayores de 70, con porcentajes que oscilan entre el 1 y 5% para los meses de abril a septiembre de 2020.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

− 1 = 1