Aprobada financiación para habilitar navegabilidad del río Magdalena en el brazo de Mompox

Son 24 mil millones de pesos los que acaba de aprobar el Ministerio de Hacienda, para que la Corporación Autónoma Regional del Río Grande de la Magdalena-Cormagdalena, ejecute las obras de dragado en el brazo de Mompox, lo que posibilitará recuperar la navegación en este sector del río Magdalena.

El objetivo es que nuestro río Magdalena se convierta en una arteria fluvial multimodal, y dentro de ese propósito se encuentra el proyecto del brazo de Mompox, donde se aspira a realizar la remoción de más de un millón de metros cúbicos de sedimentos, indica la Ministra de Transporte, Ángela María Orozco Gómez.

En el segundo semestre de este año tendremos listo el marco contractual para iniciar las obras de dragado, lo que permitirá recuperar el transporte de carga, pasajeros y de turismo en los departamentos de Bolívar y Magdalena”, expresó la ministra Orozco Gómez.

El director de Cormagdalena, Pedro Pablo Jurado Duran, dijo que se intervendrá el canal navegable con labores de dragado bajo el principio de conservación del recurso hídrico y de sostenibilidad ambiental. La intención del proyecto es contar con un canal navegable de 52 metros de ancho, con una profundidad de 2 metros a lo largo de los 145 kilómetros.

Este dragado lleva muchos años aplazándose. En el siglo anterior, el transporte dejo de utilizar este afluente y el comercio se vino abajo. Con recursos del gobierno nacional, por fin será una realidad”, indicó el directivo.

Agregó el funcionario que una vez habilitado el brazo de Mompox, el mismo servirá de vía alterna al canal navegable por donde actualmente se transporta la carga que se mueve desde Barrancabermeja hacia Cartagena y Barranquilla.  “Esta operación es esencial para la economía del país, ya que un 95% de la carga que actualmente se mueve por el río está conformada por hidrocarburos”, señala Jurado Duran.

El proyecto del brazo de Mompox beneficiará a más de 264.860 habitantes de los municipios de Margarita, San Fernando, Talaigua Nuevo y Hatillo de Loba, en Bolívar; y El Banco, Guamal, San Sebastián de Buenavista, San Zenón, Santa Ana y Santa Bárbara de Pinto, en el Magdalena.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

− 2 = 5