Sin licencia en varios de sus servicios venía funcionando la Clínica Barú

Una visita de inspección realizada por el Departamento Administrativo de Salud-Dadis, reveló inconsistencias en las licencias para la prestación de varios servicios en la clínica Barú, por lo que se ordenó la suspensión temporal de los mismos.

La decisión administrativa se basa en la falta de licencias de prácticas médicas de los equipos generadores de radiación ionizantes vigentes y no contar con certificaciones de Buenas Prácticas de Elaboración expedido por el Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos-INVIMA y exigidas para prestar servicios salud con seguridad, conforme al sistema obligatorio de garantía de la calidad.

Según el organismo distrital, la medida permanece hasta que la IPS supere los hallazgos y una vez esto suceda deberán notificarlo al Dadis para que el levantamiento de la medida sea oficial. 

De continuar con la prestación de los servicios suspendidos, se consideraría un agravante en el proceso administrativo sancionatorio que inicia el DadisS motivado por estos hallazgos”, precisa la entidad.

Los hallazgos evidenciados en la visita de Inspección, Vigilancia y Control (IVC) ponen en riesgo la seguridad y vida del paciente. Desde el DADIS seguimos trabajando para seguir ampliando la red de atención sobre todo en unidad de Cuidados Intensivos en el Distrito y fortalecer la capacidad de respuesta en la prestación del servicio, afirmó Johana Bueno Álvarez, directora del Dadis. 

Nuestro principal objetivo es proteger la salud y vida de las personas esto implica contrarrestar al máximo todos los eventos adversos que puedan presentarse en la atención de los pacientes. Seguiremos realizando estas visitas y seguiremos tomando las decisiones a las que haya lugar con este firme propósito”, explicó la funcionaria

Los servicios suspendidos son: radiología e imágenes diagnósticas, servicio farmacéutico (proceso de preparación de medicamentos de dosis unitaria). Así mismo, por interdependencia (relación de dependencia recíproca) de los servicios anteriormente mencionados, se suspenden, además, 52 camas distribuidas así: hospitalización general de mediana complejidad, 46; Unidad de Cuidados Intermedios, 3; Unidad de Cuidados Intensivos, UCI adulto, 3; también cirugía general de mediana complejidad y servicio de urgencias. De estas camas, 8 corresponden a pacientes Covid-19 y los 44 restantes corresponden a camas para pacientes no Covid-19. 

Entre los servicios que queda prestando la IPS están: Laboratorio Clínico, Proceso de Esterilización, Atención pre hospitalaria, transfusión sanguínea, consulta prioritaria y traslado asistencial básico.

El Dadis informó que los pacientes que tengan algún accidente de tránsito pueden ser llevados a cualquier otra institución con servicios de urgencias, porque no media contrato alguno para ser llevado a esta institución.

Así mismo, las 5 ambulancias declaradas en el Registro Servicios Especial de Prestadores de Servicios de Salud deben ponerse a disposición inmediata del Centro Regulador de Urgencias y Emergencias del Dadis de manera inmediata, quien toma control de la prestación de este servicio fundamentada en la alerta roja hospitalaria emitida recientemente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

39 + = 40