Presencialidad en las escuelas de Cartagena sería obligatoria en el mes de agosto

A pesar de los cuestionamientos que se vienen realizando por la falta de garantías, la administración de Cartagena, reiteró que las instituciones educativas oficiales y no oficiales, que aún no han regresado a la presencialidad, deberán hacerlo a más tardar el 9 de agosto, cumpliendo los protocolos de bioseguridad vigentes.

Estas disposiciones están consignadas en el decreto distrital 0717 del 12 de julio de 2021, amparado en la resolución 777 del 2 de junio de 2021 y la Directiva 05 del 17 de junio de 2021, del Ministerio de Educación Nacional.

El acto administrativo le señala a las Instituciones Educativas, la adopción de manera inmediata de los protocolos de bioseguridad contenido en el anexo de la Resolución 777 de 2021, aplicando estrictamente sus lineamientos esenciales como son “lavado de manos, el distanciamiento físico, el uso correcto del tapabocas, la adecuada ventilación, fomentar el autocuidado y corresponsabilidad en el ámbito escolar, social y familiar”.

El decreto precisa que no es necesaria la formulación o construcción de un nuevo protocolo de bioseguridad. Aclara de igual manera que los colegios que ya iniciaron la presencialidad pueden seguir en ese proceso. 

La secretaria de Educación, Olga Acosta Amel, dijo que para garantizar seguridad sanitaria en las escuelas públicas, a todas las sedes educativas se les ha entregado productos y herramientas de bioseguridad, con una inversión superior a los $4.200 Millones para la protección de los estudiantes. 

Entre dichas compras se destaca la adquisición y entrega a los colegios de más de 70 mil galones de alcohol en gel isopropílico al 70% para manos; más de 51 mil galones de gel antibacterial; 52.486 galones de jabón líquido y 5.993 kits de protección biosegura para entregar a los estudiantes a su ingreso a las clases presenciales de la institución educativa, entre otros. 

En cuanto a lavamanos portátiles, fueron adquiridos 1.222 unidades para los estudiantes de todas las instituciones educativas oficiales. Adicional fueron intervenidas las baterías sanitarias de las escuelas con una transferencia de recursos a los rectores, superior a los $1.390 millones de pesos. 

Desde el distrito se adelantarán las labores necesarias para la vigilancia del cumplimiento del protocolo de bioseguridad de las instituciones educativas oficiales y no oficiales, una vez éstas retornen a la presencialidad, indica el decreto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

98 − = 92