Por fin actuó la autoridad en proceso de invasión al espacio público en Corregimiento de la Boquilla

A través de la inspección de Policía de esta zona de la ciudad, se ordenó el cierre definitivo del establecimiento comercial Bar Soy Nativo, que había sido construido en una zona de bajamar y que había sido denunciado por la comunidad y los medios de comunicación.

La medida se adopta luego de verificar que esta estructura funcionaba de manera ilegal al carecer de la licencia para uso público que debe entregar la secretaría de planeación distrital.

Este anormal hecho había sido objeto de una aclaración de la Capitanía de Puertos de Cartagena, quien señalaba qué desde marzo del año anterior, se había alertado sobre la construcción que se estaba ejecutando y se oficiaba a la alcaldía de la Localidad de la Virgen y Turística para que adelantará las acciones policivas del caso.

En la diligencia estuvieron presentes entidades como la Personería, Policía, Dirección general marítima-DIMAR y abogados de los propietarios del establecimiento. Con esta decisión se suspendieron las actividades y el proceso se remitió a la Alcaldía Local de la Virgen y Turística, que tiene la jurisdicción para la restitución del terreno. 

“En estos momentos está suspendida la actividad comercial y hay un recurso de apelación que fue otorgado por la Inspectora de Policía, dentro del debido proceso”, señaló Carmen de Caro Meza, personera de Cartagena. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

79 − = 70