La Oportunidad RE…

Por: Yolanda Wong Baldiris

Dícese de Re – según la RAE es un prefijo que significa repetición o reconstrucción. En ese orden de ideas, analizando exhaustivamente la situación que nos agobia, esas dos palabras se convierten en la oportunidad de oro que tenemos dentro de la crisis que estamos padeciendo a raíz del Coronavirus. De igual manera aduce la RAE que denota intensificación, así como resistencia.

Es ahí donde se necesita ser muy resilientes y capaces de buscar los medios adecuados, para que sean ese instrumento que nos permita reinventar nuestro entorno, y aunque nos parezca utópico, barajar nuevamente la apuesta económica local, cuyo objetivo sea con el fin de fortalecer los diferentes estadios de producción, los cuales transmite oxígeno a dicha economía.

Haciendo un recorrido por los diferentes cuerpos de agua de la ciudad, nos percatamos que estos comenzaron a respirar, permitiendo que volvamos a pensar en mercados para la pesca artesanal, de verdad para volver a vivir la experiencia de poder ir a la islita de la Perimetral, donde me causó asombro unos camarones nunca antes visto. De veras que si tiene una oportunidad la perimetral en la zona de Navidad y Puerto de Pescadores, por eso su RE será REINVENTAR su forma de comercializar lo que les está regalando la naturaleza.

Siguiendo el recorrido le tocó el turno al caño Juan Angola, observando detenidamente el color verde de sus mangles, analice que eso es muestra de su avanzada recuperación, gracias al excelente trabajo que vienen desarrollando algunos vecinos del caño como José Tuiran y Javier Cabarcas, también creo en su RE que va de la mano con el Reciclaje implementado a sus alrededores, para que este pueda ser un polo de desarrollo urbano con ejemplo de sostenibilidad.

A su vez me paseaba por diferentes patios familiares, sentada en un taburete imaginaba que si se puede seguir construyendo oportunidades dentro de la crisis, tales como RE utilizar esos pedazos de tierra y RE diseñar los mismos para así  RE construir la economía doméstica con la ayuda de la mano intervencionistas que nos brindan fundaciones como Granitos de  Paz, cuya labor puede ser RE educar familias, para que estas incursionen en RE inventar la aludida economía doméstica.

Después de ensayar diferentes escenarios, creo que recuperamos algo de esperanza, ya que tenemos alternativas RE, que solo requieren un poco de sapiencia y optimismo, para que nos RE inventemos el trasegar de la vida en medio de esta difícil Pandemia.

Por ultimo exhorto a todos a incursionar en economía circular como una alternativa de vida, en especial a esos emprendedores que aun guardan la esperanza en la “Fantástica” y creen que no dejara de ser Heroica, independientemente de las circunstancias adversas a las cuales nos estamos enfrentando.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

− 8 = 2