Habitantes de zona rural en Arenal norte, preocupados ante la falta de autoridad

El malestar de los pobladores en el corregimiento de Las Piedras, en San Estanislao de Kotska, es por las anormales situaciones que se han venido registrando desde inicios de la pandemia del Covid-19 y que ante la reapertura económica ordenada, cada fin de semana se ha convertido en un martirio por los desórdenes que se generan.

Denuncian líderes comunales de la localidad que durante este periodo y a pesar de existir la restricción para realizar festejos, los días sábado y domingo parecían normales ante el alto volumen de los equipos de sonido y la venta de licor en los establecimientos de comercio.

«Cada vez que se realizan éstas pachangas, se presentan entre 6 y 8 riñas, con heridos incluidos, situación que mantienen preocupada a la comunidad, qué se han visto afectados por estos enfrentamientos», señala Carlos Arnedo Padilla, habitante de la calle Las Flores de este corregimiento.

Cuando se presentan estás anormales situaciones, se llama a las autoridades, pero no acuden en el momento exacto y cuando hacen presencia ya todo ha pasado, dice el líder comunal.

Para otros residentes no solo de la calle de Las Flores sino de otras zonas del corregimiento, la falta de presencia e inversión de la administración, es una de las causales de la crisis de valores que atraviesa la población.

«Desde hace varios días se viene hablando de una revocatoria de mandato, y con lo que se está observando en el corregimiento, que tiene un alto número de habitantes y electores, no sería impensable un gran apoyo en la zona, cuando se estaría formalizando dicha iniciativa en el mes de enero de 2021», indica otro habitante del corregimiento de Las Piedras, en San Estanislao de Kotska.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

62 − = 55