Procuraduría sanciona a exsecretario de Planeación y Obras de Cantagallo-Bolívar

La decisión en primera instancia cobija a Edwin Eduardo Rueda Rojas, quien se desempeñó como secretario de Planeación y Obras de este municipio del sur de Bolívar durante los años 2013 y 2014 y están relacionados con las irregularidades que se presentaron en la licitación oública 004 de 2014 por $936’499.999, cuyo objeto era ampliar la cobertura del servicio de energía eléctrica en el sector rural de este municipio.

La Procuraduría provincial de Barrancabermeja demostró que Rueda Rojas vulneró el deber de planeación al elaborar y suscribir los estudios previos de la obra adelantada en las veredas La Palúa Alta, La Esperanza y El Cedro, en los cuales omitió contemplar el ítem de localización y replanteo, y la instalación de “línea de guarda” que exigía la Electrificadora de Santander.

Con su actuación, el exfuncionario incumplió el inciso 2 del artículo 12 de la Ley 80 de 1993 que establece que “en ningún caso, los jefes y representantes legales de las entidades estatales quedarán exonerados por virtud de la delegación de sus deberes de control y vigilancia de la actividad precontractual y contractual”.

Asimismo, vulneró el numeral 7 del artículo 25 de la Ley 80, que determina que en virtud del principio de economía la conveniencia o inconveniencia del objeto a contratar y las autorizaciones y aprobaciones para ello, se analizarán o impartirán con antelación al inicio del proceso de selección del contratista o al de la firma del contrato, según el caso.

A juicio del Ministerio Público, el exfuncionario desconoció el cumplimiento de los fines estatales y la promoción y efectividad del interés general, perjudicando a la comunidad beneficiaría del proyecto, debido a que la obra no se ejecutó dentro del término pactado por la improvisación de la administración, pese a la necesidad de la población rural de contar con el servicio de energía.

La falta fue calificada por la Procuraduría Provincial de Barrancabermeja como gravísima a título de culpa grave y contra la decisión de primera instancia, el disciplinado interpuso recurso de apelación ante la Procuraduría Regional de Santander.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

57 − = 56