Divorcio entre Alcaldía y Concejo, excusa para que no arranque administración en Cartagena

Esa es la triste realidad que vive Cartagena, al existir esa desconexión entre las instancias que tienen la misión y la obligación legal de trabajar unidas para sacar adelante a la ciudad, pero que la desconfianza sumado al desconocimiento de lo público, no han posibilitado esa situación.

Dentro del discurso administrativo del alcalde y sus secretarios no se escucha de proyectos de desarrollo o iniciativas a radicar ante tal o cual ministerio para beneficio de la ciudad, sino a menoscabar la dignidad de quién no aplauda sus expresiones, señalando de malandrines o delincuentes ha quienes puedan pensar diferentes a ellos, y en ese rango se encuentra el Concejo, que para infortunio del Alcalde William Dau, legal y constitucional es el coadministrador de la ciudad.

En lo transcurrido de este año, son múltiples las diferencias y enfrentamientos entre las dos instancias, donde preocupa la no muy clara posición del concejo ante el vaivén de la actual administración de Cartagena, que transcurridos nueve meses de iniciado su periodo, no entrega una hoja de ruta, y por el contrario logra que el cabildo distrital trabaje al ritmo de su conveniencia.

Llama la atención que mientras el alcalde William Dau los intrata con epítetos y expresiones de grueso calibre, en conjunto con su séquito de seguidores en redes sociales, desde la corporación le entregan la aprobación a todas las iniciativas presentadas, que coincidencialmente han sido para incorporar recursos al presupuesto del año 2020. En torno a esta incorporaciones son muchos los cuestionamientos y denuncias que realizan diversas veedurías en esta capital, sobre la poca transparencia en la inversión y manejos de dichos dineros que hará el distrito.

Usuarios en redes sociales expresan preocupación ante la situación que se presenta con la ciudad y más que disputas, lo que piden es resolución a los problemas que aquejan a los cartageneros del común, y que pensaban que con la elección de William Dau como alcalde, la ciudad podría tener esa oportunidad de retomar su rumbo.

«Ya es hora que se empiece a ejecutar e invertir en las necesidades de la ciudad. Las denuncias que se hagan antes los organismos de control y que el alcalde se dedique a trabajar», indica el usuario ‘andrevas’ en Twitter.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

+ 60 = 66