Alta ocupación de camas UCI en Cartagena obliga a la activación de la alerta roja hospitalaria

La decisión algo tardía por las escandalosas cifras que rebela el Covid-19 durante el mes de mayo, busca garantizar de manera adecuada la atención de pacientes diagnosticados o sospechosos de Covid-19 en el tercer pico de la pandemia.   

La alerta hospitalaria era una petición que se venía realizando desde diversas instancias científicas, por la situación de ocupación de camas, especialmente en Unidades de Cuidados Intensivos que presenta Cartagena, que supera el 90 % en algunas instituciones médicas de esta capital.   

Con la alerta roja, se habilita el plan de emergencia de clínicas y hospitales, con el propósito de asegurar la prestación de los servicios de salud para la población cartagenera, de acuerdo con los estándares que exige la ley. 

La directora del Departamento Administrativo de Salud-DADIS, Johana Bueno Álvarez, explica que, desde este momento el Centro Regulador de Urgencias y Emergencias (CRUE) toma control absoluto de las camas disponibles en el distrito de Cartagena, ya sea hospitalización, unidades de cuidados intermedios y unidades cuidados intensivos.

Esto garantiza una adecuada y efectiva remisión y contraremisión de los pacientes. De esta manera se ubican todos los pacientes que están requiriendo una cama UCI en las instituciones que tienen camas disponibles, sin que medie ningún tipo de contratación”, señala Bueno Álvarez.

La activación de la alerta roja sanitaria permite al ente territorial, a través de la autoridad de salud, adoptar medidas de tipo individual, colectivo y poblacional dentro de su competencia para disminuir el impacto que la pandemia pueda generar en los habitantes, priorizando las acciones que permitan garantizar la atención oportuna y pertinente de las Instituciones Prestadoras de Servicios de Salud (IPS) a pacientes diagnosticados con Covid.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

26 − = 22