Con energía limpia se garantiza un permanente servicio para familias en zona insular de Cartagena

0

Los beneficiados con este proyecto del Ministerio de Minas, son más de 200 familias de Isla Mucura, Isla Fuerte y Santa Cruz del Islote, quienes mejoran su calidad de vida al contar de manera permanente con este servicio, además de evitarse la emisión de gas carbónico hacia el ambiente, tal y como se venía registrando con la utilización de las llamadas plantas de energía que funcionan con combustibles.

«Con la entrega de estos proyectos estamos mejorando de manera integral la calidad de vida de estas familias de Bolívar. Este tipo de iniciativas son una muestra de cómo las energías renovables y los combustibles fósiles son aliados que pueden complementarse para llevar equidad y desarrollo a los rincones más apartados del país, y aportar a la transición energética de Colombia y cierre de brechas en las regiones«, asegura el ministro de Minas Diego Mesa Puyo.

Para el director del Instituto de Planificación y Promoción de Soluciones Energéticas para las Zonas No Interconectadas (IPSE), José David Insuasti Avendaño, este es compromiso de llevar energía a las zonas no interconectadas, sino también con mejorar las condiciones de las familias que ya la tienen pocas horas.

«Esto lo logramos adelantando un mejoramiento en las centrales eléctricas de estas tres islas, con una inversión cercana a los $1.980 millones de pesos, para que ahora cuenten con una capacidad de generar unas 8 horas al día, dependiendo de la luminosidad del sol, y 6 o más en la noche según el cupo de ACP para las plantas diésel”, explicó Insuasti Avendaño.

En Isla Múcura, se realizó mantenimiento general de las soluciones energéticas y reposición parcial al banco de baterías. En el caso de Santa Cruz del Islote se suministró e instaló una planta nueva diésel de 125kVA y un inversor, y se realizó mantenimiento al banco de baterías y al sistema electrónico. Y, por su parte, en Isla Fuerte se realizó el suministro e instalación de dos plantas nuevas de diésel de 400kVA (cada una con sus tanques de almacenamiento de combustible), mantenimiento y reposición parcial del banco de baterías, reposición de dos inversores y mantenimiento general del sistema electrónico, dijo el funcionario.

Con estas obras, la capacidad instalada con la que cuentan estas poblaciones es de 272,5 kw con los parques solares y mediante plantas diésel alcanzaran los 624,8 kw. Del mismo modo, aumentando la generación a través de la energía renovable del sol se consigue una reducción de más de 286 toneladas de CO2 al año en las 3 islas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

− 1 = 2